Odontólogo gana juicio contra el municipio en la Corte Suprema

Odontólogo gana juicio contra el municipio en la Corte Suprema

Tras haber obtenido permisos de edificación el año 2011, Dirección de Obras le negó autorización.

Falo le permite construir y anuncian que interpondrán millonaria demanda contra la entidad edilicia.

Tras dos largos años de espera, la Corte Suprema acogió la demanda de impugnación de invalidación contra la Municipalidad de Chillán, luego que ésta suspendiera un proyecto inmobiliario del odontólogo Juan Valencia, que estaba desarrollando en un terreno ubicado en la esquina de 18 de Septiembre con Avenida Collín, destinado a la construcción de su clínica particular.

Tras más de ocho años en la ciudad, el dentista ecuatoriano decidió junto a su socia, Sandra Hernández, comprar dos inmuebles colindantes, los que fueron fusionados en un solo paño. Para comprar el terreno, pidió un crédito por 40 millones de pesos.

Una vez con el sitio en su poder, ubicado a un costado del Estero Las Toscas, solicito los permisos necesarios en la Dirección de Obras de la Municipalidad para iniciar la construcción. Con fecha 8 de marzo del 2011, obtuvo el Certificado de Informaciones Previas, el cual contempló la distancia de la línea oficial de edificación respecto del eje central de la calzada de 6,9 metros, medidos desde el cierre perimetral de la propiedad.

Posteriormente, se le otorgó el 24 de noviembre del2011 el Permiso de Edificación, que los habilitaba para comenzar las obras. No dudó un instante y ese mismo mes inició el trabajo de edificación lo de lo que serían dos pisos con siete oficinas para médicos especialistas, además de una farmacia y un centro ortopédico que llevaría el nombre de Clínica Interamericana, por lo cual debió pedir 40 millones de pesos extras para el inicio de las obras.

“Al poco tiempo, llegó Flavio Barrientos, director de Obras del municipio, quién me señala que quieren comprar el terreno (el municipio por un espacio de terreno necesario para la habilitación de un puente). Yo no tengo interés en venderlo, y como esta calle no está afecta a expropiación no le quise vender. Tenía 80 cubos de hormigón, fierros todo comprado para iniciar las obras, así que le dije que no. Dos meses después me invalidan para poder construir”, comentó Valencia.

Tras la suspensión de los permisos, contactó a los abogados Fabián Huepe y Roberto Furet, quienes presentaron una demanda civil en el tribunal de Chillán, que falló a favor de la municipalidad.”Llegó hasta el punto de que uno sentía decepción de ver como actuaba el sistema penal de la ciudad, encubriendo a pesar de todo”, comentó Valencia.

Es por esos que los abogados deciden llegar hasta la Corte Suprema a través de una impugnación de la invalidación de la municipalidad para construir.

Según explicó el profesional, la municipalidad fue citada a conciliar dos veces a Santiago, pero no asistieron. El dentista llegó para ver si existía posibilidad de acuerdo, pero no asistió la contraparte.

Finalmente, el pasado 14 de octubre la corte acogió la demanda presentada por Odontólogos Asociados Limitada en contra del alcalde de la Municipalidad de Chillán y del director de Obras Municipales, decidiéndose dejar sin efecto el acto invalidatorio, por lo tanto quedó vigente el Certificado de Informaciones Previas y el Permiso de Edificación.

INICIO DE OBRAS Y DEMANDA

Valencia reanudó las obras de la clínica dental, mientras paga los 80 millones de pesos que debe en créditos. “Quiero creer que esto es por ineficiencia del departamento y no por discriminación por ser extranjero”, exclamó el doctor.

Por su parte el abogado Fabián Huepe señalo que se está estudiando y cotizando el valor de los perjuicios y daños causados por parte del municipio a su cliente, por lo cual esperan en un plazo no mayor de dos meses, presentar una demanda contra el municipio y el director de Obras.

Consultado Flavio Barrientos, director de Obras de Chillán, sobre la acción judicial, señalo que no se pronunciaría al respecto, por encontrarse en paro municipal, y que “el dentista Valencia puede hacer lo que quiere, y si quiere demandarme es cosa suya”.

Share:

Leave comment

MEDIOS DE PAGO CON TARJETAS DE DEBITO, CRÉDITO BANCARIAS Y TODAS LAS CASAS COMERCIALES