Urgencia Dental

La Urgencia Dental es cuando ocurre algun dolor inesperado en horarios donde la mayoria de los centros medicos y hospitales el Dentista no esta, en estos casos DENTAL LIFE podemos ayudarte ya que contamos con un equipo de profesionales que esta listo para poder ayudarte a la hora que sientas el Dolor o problema.

Urgencia Dental a Domicilio

No importando la Hora en DENTAL LIFE vamos a Docimilio para poder solucionar el problema dental, osea, que tu Urgencia Dental podra hacer atendida en la comodidad de tu Hogar.

Ugencia Dental un Alivio

Te puede sentuir totalmente bien y seguro con DENTAL LIFE, ya que sepas que pedes atender una URGENCIA DENTAL en tu ciudad es algo que puede darte una tranquilidad, ya que no tendras que hacer Largas filas para poder atenderte o pagar exesivos costos por una antencion en Urgencia Dental.

Se entiende como Urgencia Dental la aparición súbita e inesperada de una condición patológica, que provoca una demanda espontánea de atención, cuyo tratamiento debe ser inmediato, impostergable, oportuno y eficaz.

En situaciones de urgencia dental como dolor agudo, tomamos medidas eficientes y conducentes a solucionar el problema.

Tratándose de un absceso, que equivale a la colección de pus, la medida de urgencia consiste en evacuar dicha acumulación para evitar la diseminación bacteriana. Esta medida mejora sustancialmente la sintomatología.

Por otra parte, un traumatismo tal como fractura, luxación o pérdida de un diente es motivo para acudir a una urgencia dental, ya que el pronóstico de un diente que ha sufrido un traumatismo va a depender de lo rápido que se inicie el tratamiento.

Las lesiones orales usualmente son muy dolorosas y deben ser tratadas por un dentista lo más rápido posible quien deberá efectuar un diagnostico preciso, ya que de esto depende un buen tratamiento y buen pronostico.

En caso de sentir cualquiera de los siguientes síntomas, contáctenos a nuestra clínica dental.
– Molestias con agua fría y/o caliente.
– Dolor sin causa aparente.
– Dolor provocado. – Dolor espontaneo.
– Golpes en dientes.
– Aumentos de volumen o hinchazón por infección.
– Encías sangrantes.
– Ulceras en la mucosa.

Es necesario para cumplir este objetivo que el odontologo tenga:
– Conocimiento.
– Experiencia clinica.
– Buena infractutura.
– Equipos dentales de alta tecnologia.
– Materiales dentales de muy buena calidad.

EN CASO DE UNA URGENCIA DENTAL:
Contamos con dos ubicaciones estratégicas para su mejor atención odontológica:

Prestamos servicios de urgencia dental abarcando odontología general y especialidades tales como prótesis fija y removible, radiografias, endodoncia, periodoncia, cirugía dental general y de implantes, rehabilitación sobre implantes, atendemos a niños adultos y tercera edad.

PREVENCIÓN DE CARIES

PREVENCIÓN DE CARIES

Los sellantes también son un tratamiento preventivo de caries que consisten en la aplicación de una resina que va sobre la superficie oclusal (de la mordida) de los dientes posteriores. Su función es ser una barrera protectora de las fosetas y fisuras del esmalte, lugar donde no llegan las cerdas del cepillo de dientes y donde suelen alojarse restos de comida. No castigues a tu hijo utilizando la higiene dental como argumento, recuerda que le estas fomentando buenos hábitos para el resto de la vida. Mejor sé parte de su aprendizaje y comparte el ritual del cepillado y corrígelo como una muestra de amor. De esta manera el momento de visitar al dentista será mucho más normal y menos traumático, si desde bebé procuraste enseñarle un adecuado aseo bucal.

LA SALUD BUCAL DE TU HIJO COMIENZA AL NACER

SALUD BUCAL INFANTIL

Esta limpieza se realiza de manera sencilla, de preferencia por la noche. Sólo es necesario una gasa sin algodón o un pañuelo suave humedecido con agua que envuelva tu dedo índice. Con movimientos suaves y circulares, en la superficie de las encías y el interior de las mejillas, limpiaras la boca de tu bebé con mucha delicadeza para no dañarle. El niño de a poco se irá acostumbrando y desde entonces le estarás creando el hábito. Cuando aparece el primer diente (dentición) entre los 5 y 6 meses, para el aseo bucal puedes mantener el uso de la gasa, un dedal de silicona especial para bebés o comenzar con el uso de un cepillo de cerdas suaves adecuado a la edad del niño ya que, en esta etapa, el esmalte del diente es aún muy frágil y vulnerable a los ácidos que las bacterias forman durante el proceso de fermentación. Los primeros usos del cepillo de dientes pueden hacerse sólo con agua, lo importante es el arrastre de la placa bacteriana. Cuando incorpores la pasta dental ésta debe ser suave y que contenga una baja cantidad de flúor, principalmente porque los niños al principio no saben escupir la pasta en el proceso de enjuague. El aseo debe realizarse como mínimo dos veces al día y contempla dientes, encías, lengua, paladar y mejillas. Como los niños suelen morder el cepillo de dientes, se recomienda que cada tres semanas o un mes se reemplace por uno nuevo. Es preferible que lo guardes en un lugar apartado del baño, ya que la humedad y las bacterias son nocivas para la higiene del cepillo de dientes. La primera visita al dentista debieras realizarla cuando tu hijo está en el proceso de dentición, que dura hasta los 2 años y medio aproximadamente, y así observar de qué manera van creciendo sus dientes; si están ordenados, si no hay caries o que no haya lesiones en sus encías. Además, sabrás si tu hijo está haciendo una buena higienización.